domingo, 21 de febrero de 2010

La Librería

La Casa Pardo tuvo una ramificación, Román José (Chacho) se dedicó a los libros antiguos. La librería estuvo en Libertad al 1300, despues en Callao al 500 y en la casona de Defensa y Humberto Primo.

Era difícil alejarse de las antigüedades, pero Chaco lo hizo a su manera, desde los libros y en la librería se repetían los mismos ritos que en el negocio de antigüedades, el café a todo el que llegaba, la charla tranquila, morosa,en ese lugar parecía que el tiempo se detenía, nadie era cliente, todos eran amigos que se sentaban a charlar largamente. Pero en esas charlas, se intercambiaba información... "viste que encontraron un ejemplar de...", "... de ese libro se editaron xxx ejemplares, es posible encontrar xxx...", así se hace un librero anticuario, charlando, escuchando, preguntando, contando y así se hacen los bibliofilos también.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

CASA PARDO ANTIGÜEDADES's Fan Box